Hace un par de años, mientras trabajaba en Columbia Heights, Muriel quien recientemente se había convertido en madre primeriza solía ver a los maestros guiando flotas de bebés en cochecitos y filas de niños pequeños en caminatas por el vecindario. Ya en busca de un centro de aprendizaje infantil donde pudiera inscribir a su propia hija, Muriel decidió preguntar de dónde venían estas clases y fue así como descubrió a CentroNía a solo unas cuadras de donde trabajaba. Visitó al personal de la oficina de admisiones, quien proporcionó una descripción general de los programas y el proceso de admisiones de CentroNía e inscribió a su hija Kennedy, en la lista de espera. Mientras tanto, Muriel investigó CentroNía y continuó observando la forma en que nuestros maestros interactuaban con los niños en sus caminatas por el vecindario.

Desde hace poco más de un año Kennedy y Muriel forman parte de la familia CentroNía. Cuando se le preguntó acerca de su experiencia hasta ahora, Muriel dice: “No podría haber tenido un mejor equipo de maestros y personal de apoyo. No importa dónde me encuentre en todas las instalaciones, soy recibida con una sonrisa, calidez y la voluntad de ayudar de cualquier forma. Disney se le queda corto a CentroNía, es verdaderamente el lugar más feliz de la Tierra ”.

Kennedy doing an activity in class at CentroNía.
¡A Kennedy le encanta aprender! Aquí, ella está haciendo una actividad de conteo en su salón de clases en CentroNía.

Sin duda, los acontecimientos recientes han hecho que el primer año de Muriel y Kennedy en CentroNía sea especialmente único, pero Muriel opta por mirar el lado positivo de las cosas, y señala que la pandemia les ha dado la oportunidad de fortalecer su vínculo madre-hija. El cambio de CentroNía al aprendizaje en línea también les ayudó a mantener el progreso de aprendizaje de Kennedy a través de lecciones virtuales interactivas, las acercó más mientras participaban en nuevas actividades de enriquecimiento en el hogar y permitió una transición sin problemas de regreso al ambiente del aula cuando nuestras puertas reabrieron en junio. .

Regresar a la escuela ha sido muy diferente este año, pero Muriel dice, “como una madre que busca brindar consistencia y un sentido de normalidad a sus hijos, felicito a CentroNía por las estrictas medidas implementadas para los niños, los padres y el personal, para garantizar el entorno más seguro para todos. Me jacto constantemente de CentroNía porque no solo cuidan a mi pequeña, sino que también me cuidan a mí dándome tranquilidad ”.