En vísperas del año nuevo 2020 y el comienzo de una nueva década, quiero transmitir mi gratitud por la inquebrantable compasión, fortaleza y compromiso de la comunidad de CentroNía durante el año pasado. 

Este año, vimos de primera mano cómo la educación temprana de alta calidad y los servicios de apoyo familiar transforman vidas. Vimos cómo CentroNía apoyó la búsqueda de sus sueños por parte de una madre e inspiró un amor por el aprendizaje en sus hijos, cómo la atención asequible hizo que la experiencia de la reunificación familiar fuera más dulce para un padre dedicado, y cómo los voluntarios entusiastas fortalecen nuestra comunidad. 

A fines del año escolar 2018-2019, más del 90% de la clase de Pre-K que se graduó de CentroNía había logrado la preparación escolar, por lo que no fue una sorpresa cuando la Oficina del Superintendente de Educación del Estado de DC publicó sus calificaciones de calidad, por últgmimo mes, y designó nuestros centros en Upshur St. y Columbia Rd. entre el cinco por ciento superior de los centros reconocidos de alta calidad bajo el nuevo sistema de clasificación de DC. 

Usted, nuestros increíbles donantes, personal, voluntarios y aleados es el hilo conductor que conecta todas estas historias de atención y transformación. Nada de esto sería posible sin usted. Debido a su compasión y generosidad, más de 600 niños y sus familias caminan por las puertas de CentroNía cada día, ansiosos por la oportunidad de aprender y crecer. 

Sin embargo, la necesidad de servicios de apoyo a la primera infancia y la familia sigue creciendo. Por cada niño que atendemos en CentroNía, hay cuatro en nuestra lista de espera. En el próximo año, asumiremos nuevos desafíos a medida que busquemos expandir el alcance de nuestros programas. Con su ayuda, continuaremos abogando por los máas pequeñitos y el avance de las familias trabajadoras de bajos ingresos en nuestra región y más allá. 

Me faltan las palabras para agradecerles por su gran apoyo y espero con ansias nuestro continuo viaje para brindar educación de alta calidad y satisfacer las necesidades de aún más familias trabajadoras de bajos ingresos en 2020.