Hace seis años, Helena y David necesitaban educación infantil asequible y de alta calidad para sus dos hijos pequeños. A pesar de que gastaron su dinero en una guardería privada, no era lo suficientemente flexible ni asequible como para permitirle a Helena estudiar y trabajar a tiempo parcial como asistente de enfermería.

Descubrir CentroNía marcó una diferencia inmediata en la vida de su familia. Helena recuerda con orgullo lo rápido que florecieron sus hijos en CentroNía, aprendiendo a hablar inglés y español, además del cwi (el idioma nativo de Burkina Faso) que hablaban en casa. Mientras tanto, Helena podría obtener su título de enfermería mientras trabajaba. “He podido prosperar en mi carrera, sabiendo que mis hijos se encuentran en un ambiente seguro que promueve su aprendizaje y desarrollo”, dice Helena.

Su familia ha participado en muchos de los programas y eventos de CentroNía, incluida la Iniciativa de Paternidad y talleres sobre planificación financiera, emprendimiento y nutrición y bienestar. “Desde que mis hijos han estado aquí, me he iluminado para muchas cosas”, compartió. “¡CentroNía se ha convertido en parte de mi familia!”

CentroNía también ofreció un apoyo vital cuando los niños estaban listos para el jardín de infantes al guiar a la familia a través de los procesos de selección e inscripción de la escuela. Ahora, la tercera y más pequeña hija de Helena, Helen, de dos años, se está preparando para la transición del programa Early Head Start en el hogar de CentroNía a la atención en el centro. Si bien este próximo paso será un desafío para su hija, Helena confía en que le irá bien. Mientras tanto, la propia Helena finalmente obtendrá el título de enfermería en el que ha estado trabajando.

Helena y su familia son un ejemplo perfecto de cómo los servicios de educación y apoyo para la educación temprana de alta calidad transforman la vida de un niño y la de toda una familia. Invertir en la educación temprana crea un ciclo intergeneracional de oportunidades que tendrá un impacto positivo en las generaciones venideras.

David y su hija pequeña pintando calabazas en una actividad familiar de otoño en CentroNía.

Es por eso que CentroNía te necesita como un aliado de nuestra comunidad. Tu donación en esta temporada de fiestas ayudará a asegurar que CentroNía continúe siendo un lugar seguro y de apoyo para que nuestros niños aprendan y crezcan. Tienes la oportunidad de marcar la diferencia en sus vidas y fortalecer nuestra comunidad.