¡En CentroNía estamos dedicados a las familias que aprenden, crecen y prosperan juntas! Cuando entras por las puertas, inmediatamente sientes el fuerte sentido de comunidad, apoyo y amor. Momina, su esposo Negasit y sus hijos Yusuf y Yasir se unieron a la familia CentroNía hace tres años. Yusuf comenzó el programa de Pre-K a la edad de 4 años y su hermano Yasir comenzó con nuestro programa de visitas domiciliarias Early Head Start (EHS) cuando tenía un año y se unió al centro cuando cumplió 2. Después de tres años de aprendizaje y crecimiento en CentroNía, Momina Y Negasit no podrían estar más felices.

Después de ser referidos a CentroNía por amigos de la familia, Momina y Negasit, sabiendo la importancia de la educación infantil de alta calidad, se sintieron atraídos por la programación de CentroNía. A través de CentroNía, sabían que sus hijos recibirían la base vital para el aprendizaje que necesitaban para prosperar más adelante en la vida. Su apoyo garantiza que todos y cada uno de los niños en nuestros programas tengan un espacio seguro para aprender y crecer, así como un acceso equitativo a oportunidades que, en última instancia, harán que ellos y nuestra región sean más fuertes.

Momina y Negasit quedaron inmediatamente impresionadas por la especialista en admisiones de CentroNía, Mirna Medrano.

“Mirna fue amable, atenta y proporcionó un alcance completo de lo que CentroNía proporciona a los niños y las familias inscritas en el programa”, dice Momina. “Tanto mi esposo como yo nos sentimos bienvenidos en el centro de inmediato”.

Poco después de comenzar en CentroNía, Momina y su esposo pudieron ver a sus hijos muy contentos y aprendiendo algo nuevo cada día. Al ver este crecimiento, Momina sabía que quería participar más, por lo que comenzó a ofrecerse como voluntaria en el aula. Después de unos meses como voluntaria, Dayana Muniz, Asociada de Apoyo Familiar de CentroNía, compartió con Momina que podía ver cuán apasionada estaba por enseñar a niños pequeños y la animó a considerar la posibilidad de certificarse como Asociada de Desarrollo Infantil (CDA) para finalmente enseñar una clase propia. Momina estaba emocionada y, con la ayuda de Dayana, se unió a un programa de capacitación y recibió su certificación CDA en un año.

Momina y su esposo Negasit fotografiados con sus dos hijos, Yusuf y Yasir, en su hogar.

Hoy en día, Momina trabaja como asistente de maestra en el sitio de CentroNía en Maryland. Para promover su desarrollo, Momina también está tomando clases de inglés para mejorar sus habilidades para hablar y escribir. En un futuro próximo, a Momina le gustaría obtener una licenciatura en educación. Inspirada por la increíble dedicación y la pasión que ve entre los maestros y el personal de CentroNía, Momina se esfuerza por tener un impacto duradero en las vidas de sus estudiantes.

Hoy, Yusuf se graduó de CentroNía y está floreciendo en primer grado. Yasir ha crecido mucho y ahora está en Pre-K. Yasir comparte con orgullo que conoce los números del 1 al 100, todas las letras del alfabeto y habla tres idiomas: amárico, inglés y español. Recientemente, la clase de Yasir comenzó una nueva unidad llamada “Partes del cuerpo”. Le gusta compartir su nuevo conocimiento sobre su cuerpo con cualquier persona que conozca. A Yasir y Momina también les encanta leer juntos, especialmente los libros sobre animales. Gracias a su apoyo este mes de diciembre, 500 estudiantes de CentroNía y sus familias estarán mejor preparados para tener éxito en el jardín de infantes y más allá.

Tanto Momina como Negasit están extremadamente agradecidos con los maestros y el personal de CentroNía que los han apoyado a lo largo del camino de la educación de sus hijos. Para Momina en particular, convertirse en parte de la familia CentroNía le dio la oportunidad de descubrir su pasión por la educación y tomar las medidas que necesitaba para comenzar su camino hacia una carrera exitosa como maestra.

A medida que el personal y las familias de CentroNía se reúnen en esta temporada de vacaciones, reflexionan sobre sus bendiciones y los cuentan a USTED como uno de ellos.

Haga una contribución deducible de impuestos a CentroNía en el espíritu de la temporada. Su donación apoyará a este centro de cambio de vida que recibe a más de 2,400 niños y familias cada año. Si bien las circunstancias que llevan a cada familia a CentroNía pueden ser diferentes, sus esperanzas son las mismas.

Gracias por su generosa donación durante esta temporada festiva. Nuestra misión solo es posible con su inversión en niños como Yusuf y Yasir. ¡En nombre de todos los niños y familias de CentroNía, acepte nuestros mejores deseos para una temporada festiva segura y feliz.