A la edad de 24 años, Quanaeshia es la madre de dos niños enérgicos y en una misión para darles un futuro lleno de estabilidad, oportunidad y amor constante. Su hija Ryla, de 3 años y su hijo Rylan de 4 meses, le brindan a Quanaeshia la motivación que necesita para superar los tiempos difíciles y formar una base de resiliencia para sus hijos. En el año 2017, Quanaeshia tuvo problemas de vivienda y no pudo encontrar empleo estable. Ella y sus hijos saltaron de cuarto en cuarto de hotel durante la mayor parte del año hasta que finalmente pudo encontrar refugio entre la familia extendida. Con el alivio de haber encontrado refugio, Quanaeshia se enfocó en la educación para ella y sus hijos. Hoy en día, Quanaeshia está dando pasos hacia el próspero futuro que tiene la intención de construir para ella y sus hijos, y comienza con el acceso a los servicios de educación preescolar y apoyo de alta calidad en CentroNía.

“Cuando estoy teniendo un mal día o tengo dificultades, sé que pase lo que pase siempre tendré el amor incondicional y la motivación que necesito de Ryla y Rylan”, dice Quanaeshia.

Quanaeshia poses with her daughter Ryla and her son Rylan.

Quanaeshia matriculó a sus hijos en CentroNía hace menos de un año y está muy feliz de que sus hijos sean parte de una comunidad diversa, acogedora y muy parecida a la familia. Cuando Ryla comenzó en CentroNía, era tímida y no hablaba mucho, pero siempre estaba ansiosa por entrar por la puerta y ver a sus amigos y maestros. Actualmente, Quanaeshia puede ver cuánto ha desarrollado su lenguaje desde que comenzó en el programa de educación preescolar. La maestra de Ryla, Carmen comentó que Ryla tiene un amigo y que duerme al lado de él todos los días durante la siesta. El amigo de Ryla quien es latino habla predominantemente español, mientras que Ryla no lo es, y a pesar de las barreras de comunicación, forjaron una estrecha relación jugando, explorando y creciendo juntos en sus dos idiomas.

Como madre, Quanaeshia cree que la educación es fundamental para el éxito y la felicidad de su familia. Su orgullo por el aprendizaje de sus hijos se irradia cada vez que habla, y si visitaras su casa, verías las paredes cubiertas con las ilustraciones de sus hijos y una biblioteca hogareña llena de libros. ¡Una de las actividades favoritas de Ryla es leer! Ella recibe un libro nuevo en el correo todos los meses del programa Libros desde el nacimiento de la Biblioteca Pública de DC, y Ryla y su madre se sientan y lo leen juntas tan pronto como llega.

“A Ryla LE ENCANTA el libro”Cinco Monitos”. Me gusta estar animada y cantar con ella cada vez que lo leemos juntas porque se divierte mucho”, compartió Quanaeshia. “A menudo se sienta con el libro y balbucea las palabras que recuerda tratando de leerlo ella misma mientras mira las imágenes”.

Quanaeshia and her daughter Ryla love reading together!

A los 4 meses de edad, Rylan comenzó en el programa de CentroNía hace un mes, y Quanaeshia no podría estar más feliz viendo el amor y el cuidado constantes que su maestra infantil Keisha, le muestra todos los días. Sus días están llenos de siestas, alimentación, tiempo boca abajo, escuchar música y aprender nuevos sonidos en un entorno de dos idiomas, y al igual que su hermana, ¡su hora favorita es la de cuentos!

Quanaeshia también está alcanzando algunos logros valiosos en su propia vida. Mientras Ryla y Rylan están en la escuela, Quanaeshia está ocupada completando tareas para el programa de Administración de Empresas en el que está inscrita, con el objetivo de recibir su licenciatura pronto. Actualmente en la Lista del Decano, está claro que su arduo trabajo está dando sus frutos a lo grande. Decir que Quanaeshia está decidida sería subestimarla. Sus dificultades forjaron un fuerte sentido de sí misma e independencia, y se mantiene firme en llevar adelante el legado de su familia.

“Mi familia fue propietaria de The Red Line Grill en el área de Takoma en el cual se servía comida tradicional del sur de los Estados Unidos e incluso apareció en el Washington Post. ¡Me gustaría algún día poder abrir mi propio lugar! “, Dice Quanaeshia. “Pero, si eso no funciona, siempre tengo mi plan de respaldo para convertirme en contadora”.

CentroNía proporciona el fundamento para el aprendizaje que Ryla y Rylan llevarán con ellos durante el resto de sus vidas. Otros servicios, como la asociación de CentroNía con DC Diaper Bank, proporcionan suministros críticos para Quanaeshia sin costo alguno, lo que le permite administrar mejor los gastos familiares. Al tener un espacio seguro donde sus hijos puedan aprender y crecer, Quanaeshia tiene el tiempo que necesita para enfocarse en su propia educación y en el logro de los objetivos que ha establecido para su familia. La comunidad de CentroNía es un ambiente acogedor para que la familia de Quanaeshia se sienta segura y amada, un lugar donde saben que pueden celebrar lo bueno y encontrar apoyo cuando enfrentan desafíos.