Si bien la mayoría de las familias vienen a CentroNía en busca de una educación preescolar de alta calidad para sus niños, cuando llegan encuentran mucho más. Sebawit y sus dos niños, Efrata y Faith, llegaron a CentroNía con la esperanza de encontrar un centro de cuidado infantil de alta calidad y acogedor. Ella quería encontrar un lugar donde ella confiara en los maestros y en donde sus niños prosperarían. Como inmigrante y madre soltera, también encontró el apoyo que necesitaba para establecerse y encontrar una carrera que pudiera sostenerla a ella y a sus hijos.

 Sebawit y sus hijas celebrando su graduación de la universidad.

Sebawit nació en Etiopía y era una de seis hermanos. La cultura etíope valora enormemente a la familia y como tal, sus padres y miembros de la familia grande compartieron la responsabilidad de criarla y enseñarle a ella y a sus hermanos. Cuando vino a CentroNía por primera vez, inmediatamente sintió una conocida sensación de familia entre el personal y los maestros que la apoyaron en su decisión. Debido a que Sebawit era nueva en EE. UU. y D.C., la pusieron en contacto con el Centro de la Familia de CentroNía para buscar recursos y apoyo de la comunidad, mientras buscaba servicios sociales, empleo y oportunidades educativas. Ella no se imaginaba que esta referencia cambiaría el curso de su vida.

 “No soy una persona que se da por vencida fácilmente; Sabía que, si trabajo duro, puedo conseguirlo. Nunca quise ser una multimillonaria… una millonaria… Sólo quiero tener un poquito, trabajar duro y eso es todo “, dijo Sebawit.

Buscando establecer una carrera como educadora de preescolar, Sebawit se integró al programa de Capacitación para el Desarrollo Infantil (CDA) de CentroNía. Mientras tomaba clases, ella también se unió a CentroNía como maestra de medio en el grupo de bebés y niños pequeños con el fin de obtener las horas de instrucción requeridas para recibir su certificación. En este momento, la pasión de Sebawit por educar a los niños pequeños floreció y ella vislumbró un camino claro para su futura carrera. Lo que es más importante, comprendió que era la primera maestra de sus niñas, una lección que Sebawit ahora comparte con otros padres con la esperanza de que ellos también puedan convertirse en mejores maestros en sus hogares.

 “Aprendí mucho de mis instructores sobre las teorías del desarrollo infantil y la enseñanza. Esteban Morales, Heriberto Velásquez y Rosa Moraes se convirtieron en mis mentores y me ayudaron a tener éxito en la clase “, dijo Sebawit.

Después de recibir la certificación de CDA, Sebawit luego completó una Licenciatura en Desarrollo Humano. Ella continúa enseñando a niños pequeños en un centro privado, y ahora se encuentra regresando a CentroNía para un nuevo proyecto emocionante. El área metropolitana de Washington tiene la concentración más grande del país de residentes de ascendencia etíope con 35,000 residentes, de acuerdo con el Instituto de Política de Migración. Sabiendo esto, CentroNía está comenzando el primer Programa de Capacitación CDA impartido íntegramente en el idioma amárico y Sebawit instruirá a los 25-30 candidatos que se espera que se inscriban en el curso del CDA.

Para Sebawit, esta oportunidad de regresar a CentroNía es emocionante a nivel personal, y cree que el impacto que esto tendrá en los inmigrantes etíopes que hablan el idioma amárico que trabajan en la industria del cuidado de niños es aún más innovador. Anteriormente, los cursos sólo estaban disponibles en inglés y español, por lo que los que hablaban en amhárico se vieron obligados a tomarlo en un idioma que quizás no entendieran del todo. Los candidatos también tuvieron que rendir el examen de certificación en ese idioma, lo que resultó ser una barrera para muchos educadores aspirantes. Con más y más personas que hablan el idioma amárico y que desean inscribirse en la clase de CDA, CentroNía decidió hacer algo. Mediante asociaciones con la Oficina del Superintendente del Estado de DC y el Consejo para el Reconocimiento Profesional, CentroNía ahora puede ofrecer el curso en amárico por primera vez y podrán realizar el examen en amárico.

Exposición de 1er grado de Faith en Mundo Verde, sobre cómo hacer un mapa y aprender sobre medidas.

“El Instituto CentroNía se complace en ofrecer su programa de Capacitación CDA en Amhárico, para hacer que el proceso de certificación sea más accesible para las personas que hablan el idioma amárico y buscan su credencial”, dice Esteban Morales, director del Instituto CentroNía. “Con esta cohorte esperamos diversificar aún más esta creciente fuerza de trabajo en nuestra región”.

Esta oportunidad le da esperanza a Sebawit para el futuro de la industria del cuidado infantil y para los que hablan el idioma amárico que buscan una carrera profesional. A través de su influencia como instructora y mentora, Sebawit ahora puede tener un impacto positivo en las vidas de muchos más niños y familias, algo que le apasiona mucho. De hecho, en el otoño de 2018, comenzará los cursos en la Universidad del Distrito de Columbia para completar una Maestría en Educación Infantil. Con el asesoramiento y el apoyo del Centro Familiar de CentroNía, Sebawit está agradecida y feliz de estar donde está hoy, personal y profesionalmente.

“”La energía en CentroNía es muy positiva y no encuentro las horas para estar aquí haciendo lo que amo”, dijo Sebawit. “CentroNía es un centro multicultural y este nuevo curso de CDA en amárico es un testimonio de su compromiso con TODOS los niños y sus familias. Esto se trata de que todos prosperen”.