Son las 7:00 de la mañana, el turno de Celenia como cajera comienza en sólo 30 minutos y su esposo ya está trabajando. Afortunadamente, CentroNía abre muy temprano por la mañana, dándole tiempo para dejar a sus hijas Helen y Celina de 4 y 1 año de edad respectivamente, así como llegar a su trabajo.

Como padres trabajadores, Celenia y Walter sabían que necesitaban un lugar para que sus hijas aprendieran y crecieran durante esos importantes años de desarrollo, sin embargo, tenía que ser accesible y lo más importante, asequible. Después de escuchar sobre el programa a través de varios amigos con niños pequeños, sintieron que CentroNía sería la opción perfecta para su familia. Más allá de la educación preescolar de alta calidad, Celenia y Walter también necesitaban el horario extendido de CentroNía. La opción de día extendido complementa el aprendizaje en el día escolar, proporcionando a los padres horarios flexibles para dejar y recoger a sus niños. Como trabajador de la construcción, Walter debe estar en su trabajo incluso más temprano que Celenia, por lo que poder dejar a sus hijas temprano y en el mismo lugar le permite llegar a tiempo al trabajo. Para padres como Celenia y Walter, el día extendido les permite buscar un empleo de tiempo completo o una educación superior a la vez que les proporciona un entorno estable para sus hijos.

Helen carga a su hermana Celina, mientras su papá Walter se asegura que ellas esten bien.

Para Helen el tiempo que pasa en CentroNía se convirtió rápidamente en su tiempo favorito. Ella comenzó el programa hace un año y ama su rutina diaria de la hora del círculo, leer, dar largos paseos por el vecindario, jugar en el patio de la azotea, comer alimentos nuevos y diferentes durante el desayuno, almuerzo y la merienda; pero especialmente la creación de arte para llenar las paredes de la casa. Los estudios demuestran que el desarrollo durante los primeros cinco años de la vida de un niño determina las bases para el crecimiento, el aprendizaje conceptual, la memoria, la resolución de problemas y las relaciones con adultos y otros niños. Usando canciones, bailes, mesas sensoriales y áreas de juego dramático, los alumnos de CentroNía crecen en un ambiente bilingüe a través de una educación planeada y significativa lo cual desarrolla el amor por el aprendizaje durante toda la vida. Su apoyo asegura que todos y cada uno de los niños de nuestros programas tengan un espacio seguro para aprender y crecer, así como un acceso equitativo a las oportunidades que finalmente los fortalecerá a ellos y a nuestra región.

“Salgo para mi trabajo sabiendo que mis hijos están aprendiendo en un lugar seguro”, dice Celenia.

Además de las habilidades sociales que Helen desarrolló en CentroNía, sus padres pueden ver cuánto ha mejorado en el inglés. Como padres de habla hispana, en casa se habla principalmente español, por lo cual es esencial que sus hijos practiquen inglés en la escuela. Desde que Helen comenzó el programa, su vocabulario en inglés ha crecido y puede comunicarse efectivamente en ambos idiomas. Celenia y Walter valoran la oportunidad de que sus hijas mejoren sus habilidades de inglés mientras mantienen una fuerte conexión con su hogar y cultura a través del español que se habla en el aula.

Celina, su hija menor, comenzó en CentroNía cuando tenía casi un año. Los alumnos más pequeños de CentroNía experimentan un día estructurado en donde escuchan música, tiempo boca abajo, mirarse a sí mismos en los espejos, agarrar objetos y aprender nuevos sonidos en un entorno de dos idiomas. Al alcanzar los objetivos del desarrollo y acostumbrarse a un día escolar estructurado, los bebés y niños pequeños en CentroNía comienzan a aprender, preparándose para el pre-kínder y más allá.

Helen disfruta mucho ir a la escuela y jugar con su compañeros.

“La educación bilingüe permite que los pequeños estudiantes desarrollen un pensamiento divergente, que cristaliza las funciones cognitivas y las habilidades de pensamiento crítico, al tiempo que aumenta su preparación para la escuela”, afirma Esteban Morales, Director Educativo del Instituto CentroNía.

Gracias a su apoyo, 600 estudiantes de CentroNía y sus familias estarán mejor preparados para tener éxito en kínder y más allá.

CentroNía es un defensor de brindar cuidado infantil de alta calidad y educación preescolar accesible para las diversas familias multiculturales de nuestra comunidad. Los padres y sus hijos hacen la transición a la escuela primaria, preparados para el futuro, como se refleja en el desarrollo emocional, físico, cognitivo y del lenguaje del niño.

Mientras Celenia, Walter, Helen y Celina se preparan para celebrar la temporada navideña con comida y música tradicional de El Salvador, reflexionan sobre sus bendiciones y los consideran a USTEDES como uno de ellos. Por favor, haga una contribución necesitada urgentemente y deducible de impuestos a CentroNía en el espíritu de la temporada. Su donación apoyará este centro de cambio de vida que recibe a más de 2,400 niños y familias cada año. Si bien las circunstancias que llevan a cada familia a CentroNía pueden ser diferentes, sus esperanzas son las mismas.

Gracias por su generosa donación durante esta temporada de celebraciones; nuestra misión sólo es posible con su inversión en niños como Helen y Celina. ¡En nombre de todos los niños y familias de CentroNía, les deseamos una temporada de festividades segura y feliz!