“¿Quién está listo para la hora del círculo?”, la maestra Lorelle les pregunta a los pequeños pero enérgicos niños de dos años y en cuestión de minutos, todos están sentados en círculo y listos para comenzar el día. La maestra Lorelle y sus asistentes comienzan a cantar y aplaudir para entusiasmar a los niñitos. Los niños se unen y se turnan para bailar en el medio mientras se presentan ante todos, ellos hacen todo esto en inglés y español.

Lorelle es una maestra de pre-kínder que ha estado con la familia CentroNía por tres años. Ella se enorgullece de ser parte de un programa que construye una base sólida para los niñitos e infunde el amor por el aprendizaje. Después de que todos los niñitos se presentan, la maestra Lorelle pasa a la lección del día. Primero, empieza con el calentamiento de la clase haciéndolos recitar el alfabeto y contar los números; después ella lee un libro a los niños, asegurándose de que todos presten atención y entiendan lo que está leyendo. Actividades como estas están preparando a los niños para que lean solos. La hora del círculo es sólo un ejemplo de cómo la maestra Lorelle usa su aula de clases para preparar a los niñitos para el éxito en Pre-K y más allá.

“Es por esa razón que el programa en CentroNía es tan especial. Los niños se encuentran en un ambiente de aprendizaje positivo y bilingüe todo el día. Ya sea que estén ejercitando sus mentes a la hora del círculo, jugando durante el recreo o cultivando sus propios alimentos en el jardín de la escuela, ¡los pequeñines siempre están aprendiendo y divirtiéndose! “, expresa la maestra Lorelle.

Además de ayudar a que los niños aprendan y sean activos, la maestra Lorelle también intenta ayudar a sus familias y a otros miembros de la comunidad. Con orgullo ella explica la política de puertas abiertas de CentroNía, la cual da la bienvenida a cualquier persona de la comunidad que busca apoyo. Los servicios pueden incluir donaciones de pañales, talleres y clases, acceso y entrenamiento a las computadoras y ayuda con procedimientos legales o de vivienda.  La maestra Lorelle se asegura de que todos los padres sepan que CentroNía puede ayudarlos a ellos y a sus hijos a tener éxito.

A medida que la mañana continúa, los aprendices comienzan a crear obras de arte centradas en temas del otoño. Hoy, están reunidos alrededor de las mesas haciendo piezas de arte de maíz. Con entusiasmo, muestran su trabajo a cualquiera que los escuche. A medida que los niños muestran con orgullo su trabajo, es fácil ver cuán seguros y felices están en el aula de la maestra Lorelle.

La maestra Lorelle considera que “todos nuestros niños son triunfadores y que deben soñar en grande”. Quiere asegurarse de que todos los niños en su clase se sientan seguros y como que están en su propia casa.